1.Saluda del Hermano Mayor

Hermanos:

El pasado 2 de Junio quisisteis por una gran mayoría de votos que fuera vuestro Hermano Mayor, la verdad es que no hay mayor satisfacción para un cofrade que el ser reconocido y obtener la confianza de sus propios hermanos. Gracias por vuestro apoyo, se que es de corazón, que os salió del alma dar un impulso a esta nuestra Hermandad. Os aseguro que personalmente y la Junta de Gobierno que me acompaña pondremos todo lo que podamos de nuestra parte para conseguir los objetivos que nos marquemos.

 

Me siento además orgulloso de continuar una larga saga de Hermanos Mayores que, desde este santo rincón del Realejo, puso cada uno, lo mejor de si mismo para engrandecer la Hermandad. Heredero de los hermanos y hermanas que disfrutan de un Getsemaní eterno, en un cielo de terciopelo azul y oro, y que en momentos difíciles estuvieron siempre al pie del olivo y de un palio que irradiaba fuerza y santidad. A ellos honor y gloria.

 

Pero en esta tarea nueva que iniciamos mediando este año 2017 todos somos importantes, cada uno en la medida de sus fuerzas, capacidades e interés es necesario en nuestra cofradía, os animo a que os embarqueis en esta nueva navegación que durante cuatro años todos vamos a compartir, disfrutar y vivir. Nuestro compromiso cofrade nos dará fuerzas para llegar al final. Van a ser años de grandes acontecimientos, el 75 Aniversario de la fundación, el 75 Aniversario de la primera Estación de Penitencia y de la bendición de nuestras sagradas imágenes. Asimismo se cumplen en estos tiempos, mas de 450 años que tenemos constancia de la devoción en Granada al misterio de la Oración en el Huerto. Serán grandes momentos para vivir en directo, formando parte viva, cada uno de nosotros de la historia de nuestra hermandad.

Para esta ardua tarea contamos con el apoyo y las oraciones de nuestras Madres Comendadoras, ellas son desde hace mas de 500 años un faro de santidad, oración, sacrificio y entrega hacia los demás en este Barrio del Realejo, y tenemos el alto honor de compartir con ellas oraciones, súplicas y cultos solemnes a nuestros Sagrados Titulares, Jesús Sacramentado, la gloriosa imagen de Santa María Madre de Dios, la devota y conmovedora imagen de Jesus en el Misterio de la Oración en el Huerto, y la antigua y venerada imagen de la Virgen de la Amargura Coronada. Ellos son nuestro auténtico tesoro y el sostén de nuestra Fe y de nuestro caminar evangélico, a Ellos nos dirigimos diariamente y especialmente en los momentos de soledad, necesidad, apuros, emergencias, etc…,. Y siempre están ahí. Y nuestras religiosas cerquita de Ellos y de nosotros, formando una gran familia. No les abandonemos nunca o perderemos lo mejor de nuestra vida.

Tenemos que conseguir entre todos abrir al culto diario y a la oración nuestra Iglesia de las Comendadoras, os llamaremos a todos a esta tarea, hay que lograr culminar que estén abiertas, mas horas semanales, las puertas de la Iglesia. Asimismo en estos tiempos convulsos que vivimos, tenemos que ser sensibles con los mas necesitados, Amar,…hasta que duela, como bien decía Teresa de Calcuta, y como bien nos recuerda el Santo Padre Francisco, nunca cerrar los ojos a las desgracias ajenas, nunca sentirnos en la verdad absoluta, sino dar la mano al hermano y buscar la verdad juntos. Solo la solidaridad y el dialogo consigue que los países, las sociedades, los grupos, progresen en paz. Ese es el camino, respetar siempre de obra y de palabra al otro. Solo así seremos mejores cofrades y cristianos auténticos.

Nuestra Hermandad estará con las puertas abiertas, somos una cofradía de familias en donde abunda la juventud, quiero que todos sientan nuestra maravillosa Casa de Hermandad como propia, habitarla, disfrutarla, fórmense en ella como buenos cofrades y buenos cristianos, diviértanse sanamente, inviten a sus familiares y amigos a una buena convivencia, es vuestra Casa.

Solo me resta recordar que me considero el servidor de los siervos del Señor, quedo siempre a vuestra disposición.

Un fraternal abrazo.
Un saludo de vuestro hermano en Cristo

Mariano Sánchez Pantoja – Hermano Mayor.

Deja un comentario