ENTREVISTA A ANTONIO RAFAEL MEDIALDEA

90

12006307_694623984005741_647940277386768670_nComo anteriormente anunciamos el próximo domingo 24 las 12,00h tendrá lugar en la Iglesia de las Comendadoras de Santiago el Pregón del Costalero a cargo de nuestro Hermano, Antonio Rafael Medialdea, fraile de la Orden de los Dominicos y costalero que ha sido designado este año por la cuadrilla para esta difícil tarea de ponerle voz a todos esos momentos vividos bajo la trabajadera.

A continuación les ofrecemos una breve entrevista en los días previos al pregón del Costalero

– Ante todo agradecerte tu atención con la web y por prestarnos tu tiempo. ¿Podrías hablarnos sobre tu proceso en los dominicos? Dejando a un lado tecnicismos. Estoy en medio de la formación inicial, formándome a nivel teológico y para ser, en un futuro, ordenado sacerdote. En estos años he pasado por varias casas de formación como Valladolid, Sevilla y ahora Valencia. La verdad es que estoy muy contento. Podríamos decir que me siento realizado. Estos son unos años para ir terminando de conocer la Orden y que la Orden termine de conocerme a mí. La vida en comunidad, el rezo comunitario, el estudio, los ratos de oración, el silencio, etc. Sin olvidar el apostolado. Principalmente me dedico a dar catequesis de confirmación a adolescentes, a la vez que acompaño a universitarios en grupos de fe. Si todo va bien, Dios mediante, realizaría mi profesión solemne dentro de dos años. Pero yo prefiero ir viviendo el día a día y dejar que Dios me sorprenda cada mañana.

-¿Cómo te sientes los días previos al pregón? Bastante nervioso por varios motivos. En primer lugar estoy de exámenes en la facultad. Además lejos de Granada y me gustaría poder visitar a nuestros titulares, sobre todo para calmarme. Es una gran responsabilidad y soy bastante perfeccionista. Estaré revisando el pregón hasta última hora y haciendo cambios probablemente. A la vez, estoy muy agradecido por la confianza que han depositado en mí mis hermanos costaleros, y con la ilusión de poder hacerlo lo mejor posible.

– ¿A cuántas Hermandades perteneces? Desde pequeño, mis padres me hicieron hermano de sus Hermandades. Ya salía de niño hebreo con sólo cinco meses. Por eso pertenezco a “la Borriquilla” y a la Soledad Coronada de Guadix. La primera vez que me hice hermano por mí mismo de una hermandad, fue al venir a estudiar a Granada. En esa época conocí el Huerto y podríamos decir que fue un flechazo. Además estoy vinculado a la asociación parroquial el Cautivo, también de Guadix.

– ¿Con qué momento se queda de la pasada Coronación Canónica? Pregunta difíciles donde las haya, porque cada momento estuvo cargado de significado. Como ver a nuestra Madre de la Amargura ya Coronada a las puertas de santo Domingo, del convento que ha visto germinar mi vocación; o la anecdótica doble coronación, en cuyo caso me quedo con la de Álvaro; sin mencionar esa calle Santiago única, irrepetible, eterna. Pero como hay que escoger, me quedo con la primera levantá y chicotá una vez que nuestra Señora de la Amargura había sido Coronada. Llevaba ya unos años sin meterme debajo de un paso y no pensaba que pudiera volverlo a hacer. Fueron unos pocos minutos, pero a mí me supieron a gloria eterna. Recuerdo los momentos previos. Como un grupo de costaleros se iba para los capataces y les pedían que yo hiciera una chicotá. Las caras de asombro de más de uno al verme de nuevo de costalero. Las preguntas, los «NO ME DIGAS» o «NO PUEDE SER». Sentir de nuevo el roce del costal… Pero no quiero hablar más para no desvelar una parte importante de mi pregón.

– De todos los antiguos pregoneros del costalero, ¿Con cuál te quedas y por qué? Otra pregunta complicada, porque en el Huerto hemos tenido grandes pregoneros, y sobre todo en los últimos años. Sin menoscabo de los otros, yo me quedo con Adrián, con nuestro Adri. El por qué me parece bastante sencillo. Porque es una gran persona. Todo lo demás, es decir, gran cofrade, trabajador, comprometido, etc., no dejan de ser formas de ser una gran persona en los distintos ámbitos de su vida.

– ¿Que estilo seguirá el pregón? Evidentemente no va a ser una predicación, una homilía, aunque sea un dominico, un fraile predicador. Claro que habrá alguna referencia al Evangelio, a Dios, pero como lo hacía nuestro propio Señor. Hablando de las cosas sencillas que todos entendemos. En este caso, nuestro lenguaje común es el mundo de las hermandades, los momentos vividos en los ensayos y debajo del paso. Será un pregón cargado de anécdotas, tanto emotivas como graciosas. Un pregón hecho por un costalero, que también es fraile, para costaleros. Quiero que sea a la vez muy nuestro, del Huerto, hablando de nuestro andar y de nuestra gente, de nuestra hermandad y de lo que nos mueve.

– Responda brevemente:

Una calle para ver cofradías: Si es el Huerto, calle Santiago sin duda. Pero me gusta también la Plaza de santo Domingo.

Una marcha: Mi amargura

Un imaginero: Torcuato Ruiz del Peral

Su devoción: Mi Señor «arrodillao» y el Santísimo Sacramento.

Ruan o Capa: Capa como la del hábito de dominico sin lugar a dudas.