Fiesta de Santiago Apóstol

22

Cuadro de Santiago protector de las comendadoras de su Orden

La pintura perteneció a la iglesia del convento de Comendadoras de la orden de Santiago Protector de Comendadoras (1)Santiago de Valladolid, donde permaneció a pesar del paso por el edificio de distintas comunidades religiosas, hasta su adquisición por el Estado en 1982. La composición está dividida en dos planos con una clara finalidad simbólica. En primer término, Santiago, vestido de peregrino, acoge bajo su protección a la comunidad ataviada con hábitos negros y capas blancas, sobre los que destaca el rojo de la cruz del apóstol. Dado que la institución estaba destinada a damas de la nobleza, en la representación de la escena se utilizaron personajes y aspectos propios del retrato de grupo cortesano. En el plano superior se dispone el legendario y conocido episodio de Santiago matamoros en la batalla de Clavijo, que debe interpretarse con un significado más amplio como la victoria sobre el mal.
Al no contar con ningún indicio documental que permita desvelar el nombre de su autor y teniendo en cuenta la procedencia vallisoletana, la opción más probable sería pensar en un maestro de esta escuela activo durante el segundo cuarto del siglo XVII. Los fuertes de contrastes de luz y el empleo de figuras solamente abocetadas sobre un fondo de tonos terrosos, evocan el estilo de Bartolomé de Cárdenas. Sin embargo, la pintura carece de la monumentalidad propia de dicho pintor, activo en Valladolid entre 1610 y 1627. Por este motivo, resulta más adecuada una hipotética catalogación como obra de un seguidor.