Manto de las Granadas

104

Con motivo de celebrarse el pasado año 2008 el sesenta aniversario de la incorporación a la Hermandad de la milagrosa y devota imagen de la Virgen de la Amargura, obra cumbre de las dolorosas de la Escuela Granadina, atribuida al propio Jose de Mora, la Cofradía de la Oración de Nuestro Señor en el Huerto de los Olivos y Maria Santísima de la Amargura, realizó una serie de actos religiosos, sociales, de caridad y de formación entre sus hermanos durante todo el curso cofrade. Pues bien, en el apartado de patrimonio, entre otras acciones, se encargó por un amplio grupo de hermanos, el diseño de un manto de capilla para esta imagen dolorosa.

El diseñador de dicha obra fue Fray Ricardo de Córdoba, Franciscano-Capuchino del Convento de la Divina Pastora y San Antonio de Padua de Jerez de la Frontera. El diseño del manto fue firmado por su autor, el pasado día 22 de Mayo de 2008, coincidiendo con la fiesta del Santísimo Corpus Christi, el día grande de la ciudad de Granada, como homenaje al Santísimo Sacramento del que la Virgen María fue sagrario purísimo. Queremos desde la cofradía destacar que esta obra ha sido posible gracias al sacrificio y donación de decenas de hermanos y a la enorme generosidad de su autor, nuestro hermano cofrade César Gómez, como ofrenda especial a la imagen de nuestra Titular Mariana.”

Como recuerdo de estos sesenta años, en las vistas del manto aparecen 60 granadas, tomadas en su dibujo al natural del propio árbol del granado plantado en Puerta Real, en la parte inferior de las esquinas de las vistas, figura la fecha de la incorporación de la imagen: 1948 y el año 2008 bajo sendas jarras de azucenas, conmemorativo del LX Aniversario. El resto de las vistas desarrolla una bellísima decoración vegetal y ornamental exquisita en su trazado, la parte superior del manto lleva incorporado en su diseño la toca de sobremanto con un finísimo y elegante dibujo, para rodear el rostro de tan augusta y devota imagen.

La parte trasera del manto luce una magnífica ornamentación floral, con múltiples tallos y elementos vegetales, que se entrelazan en el más puro estilo heredado del Barroco, configurándose en torno a una cartela con el escudo de la Cruz de Santiago, propio de la Orden de Madres Comendadoras, que han dado cobijo desde principios del siglo XVIII a tan insigne escultura, primero en el culto íntimo de la clausura y luego en culto público en la artística y entrañable iglesia del Real Monasterio, siempre muy cerca de su coro bajo. Fray Ricardo de Córdoba ha querido que este manto sea denominado “Manto de las Granadas”, en recuerdo a las sesenta, que orlan esta pieza de bordado conmemorativa del susodicho aniversario. El manto en su conjunto es una auténtica obra de arte que enriquecerá el patrimonio de la Semana Santa de Granada.

Esta obra del bordado, para la Virgen de la Amargura, se realizó en terciopelo azul marino noche, bordado a realce en oro fino y utilizando en sitios puntuales, según diseño, sedas de colores, asimismo toda la experiencia y conocimiento que se acumula en la tradición barroca del Bordado de Semana Santa en Andalucía, plasmada en una amplia gama de puntos y tipos de hilo: setillo, giraspes, cartulina, hojilla, etc….

Diseño original de Fray Ricardo de Córdoba

Autores de Diseño y Bordado

Fray Ricardo de Córdoba, desde su Convento de Franciscanos-Capuchinos en Córdoba ha sido, además de sacerdote al servicio de las Cofradías de esa ciudad, alma mater de un movimiento regenerador y creador en la Semana Santa, un artista que ha diseñado para la Semana Santa Cordobesa centenares de enseres y bordados , siendo de destacar, entre otros, el conjunto de palio y manto de María Santísima del Rosario Coronada, de la Reina de los Ángeles, Encarnación, Virgen de la Palma, Merced de Coronación, Virgen de la Trinidad, sayas para multitud de imágenes marianas, Simpecados, Senatus , Paños de Bocinas, túnicas para titulares cristíferos y mantolines para San Juan y otras imágenes , además un largo etcétera.

Sus últimos trabajos son una manto de salida para Nuestra Señora de la Soledad de Córdoba, y un inigualable diseño de original composición, para la imagen de María Santísima de Paz y Esperanza, que tuvimos los miembros de esta Junta de Gobierno el privilegio de ver en el taller del Convento sevillano, el mismo día que lo presentó a la cofradía cordobesa, pieza absolutamente magistral, que dice mucho de los profundos conocimientos en arte y composición, que atesora este preciado diseñador, cofrade y sacerdote.

Para Sevilla realizó una toca de sobremanto para salida de María Stma. de Regla (Panaderos), y en la actualidad ha recibido el encargo de diseñar un manto de camarín y saya para Nuestra Señora de la Palma Coronada de la Cofradía del Buen Fin del Convento de San Antonio de Padua. Asimismo ha sido requerido por muchas corporaciones para la predicación de cultos, a lo que siempre está dispuesto este infatigable sacerdote franciscano-capuchino.

Para la ciudad de Cádiz ha realizado los diseños, entre otras piezas, del palio de Gracia y Esperanza (Oración en el Huerto), palio para la Virgen del Amparo (Borriquita), una de sus últimos obras ha sido para la cofradía del Perdón, diseñando el palio y el manto de Nuestra Señora del Rosario, obra difícilmente superable y que ha elevado el listón considerablemente en el patrimonio cofrade de esa ciudad, asimismo ha trabajado para diversas cofradías y corporaciones de Andalucía, España e incluso otros países.

En Granada ha realizado el diseño del nuevo manto para la Virgen del Espino Coronada, de Chauchina y este encargo para la cofradía realejeña.

El bordador de esta magna obra del manto de capilla fue Cesar Gómez-Höhr Román, gaditano afincado en su día en Granada y autor entre otras muchas piezas del mantolín para Nuestro Padre Jesús de la Meditación (Estudiantes), respiradero y tonelete para el Santísimo Cristo de San Agustín, sayas para María Santísima de la Merced (Nazareno), Rosario de Granada y Soledad de Guadix, así como múltiples trabajos para otras corporaciones, de Granada, Guadix, Puente Genil, Cádiz, Almería, etc…, ha realizado trabajos de restauración de bordados antiguos y pasados a nuevos soportes textiles para Nuestra Señora del Amor y del Trabajo (Ferroviarios), Estandarte de Lepanto para la Archicofradía del Rosario, Heraldos del Ayuntamiento de Granada. El trabajo se realizó en terciopelo azul marino noche, bordado a realce en oro fino y utilizando en sitios puntuales, según diseño, sedas de colores, asimismo toda la experiencia y conocimiento que se acumula en la tradición barroca del Bordado de Semana Santa en Andalucía, plasmada en una amplia gama de puntos en el bordado: setillo, giraspes, cartulina, hojilla, etc…