Saluda del Hermano Mayor

CARTA PARA LA CUARESMA 2019

ORACION, COMPROMISO Y HERMANDAD

La virgen de la Amargura Coronada se ha vestido con unas vestimentas muy sencillas, la llamamos de hebrea, así, Ella pasa la Cuaresma, con ropajes que invitan a la Oración, Meditación, Reflexión…..son días de recogimiento, de oración, de mirarnos con intensidad a la cara y decirnos donde hemos fallado, en que no hemos ayudado al hermano necesitado,

cuando no devolví el saludo,

cuando no estreché una mano ,

cuando he hablado mal del otro,

cuando he sentido envidia del bien ajeno,

cuando no he hecho lo que en conciencia creía que tenía que hacer,

y por cobardía o comodidad no lo he hecho.

Para eso está la Cuaresma, pero, para lo que también está, es para poner remedio a ese camino equivocado y mirar a la cofradía haciendo hermandad.

La hermandad es la que nos salva.

El hacer hermandad, nos hace mejores personas, mejores cristianos, perfectos cofrades.

Por una parte analizar nuestras vidas, por otra enderezad el camino.

Para eso está la Cuaresma. Para volver al camino.

Para completar y ayudar en este empeño, la Hermandad nos llama a que acudamos ante nuestro señor de la Oración en el Huerto, y ante su Madre de la Amargura,  ya 75 años con nosotros. Todos estos años, lo hemos tenido a mano para confiarle nuestros desvelos, oraciones, peticiones,…

para pedir consuelo en los días malos, para agradecerle tanto bien como nos ha hecho y tanto amparo y bendiciones, como hemos encontrado junto al que está arrodillado, bajo un olivo de Getsemaní.

El día 10 de Marzo, como cada año, nos acercaremos a besarle los pies, no para traicionarlo como Judas, sino que, con ese beso, sellar nuestro compromiso de hacer siempre su voluntad.

Del día 12 al 16 de Marzo le rezaremos y pediremos por los jóvenes, por las Madre Comendadoras, por el Rey de España, por los Caballeros de Santiago , por el Cuerpo Nacional de Policía por nuestras Mujeres Cofrades y por todos los bienhechores, proyectos, y objetivos de nuestra Cofradía,

Que no faltemos ninguno, que no faltemos,  esos días especiales del año en que la Hermandad nos pone al Señor de la Oración, tan presente.

Un gran día va a ser el Martes 19 de Marzo, 75 años de que se bendijeran estas sagradas imágenes, hay que ser agradecido y presentarnos ante ellos para decirles GRACIAS, y besar sus manos y sus pies y para poner en sus manos nuestras familias, amigos y hermanos.

 Y el sábado día 23 lo acompañaremos todos, por las calles del Barrio, en el Vía Crucis de la Juventud Cofrade, recordaremos su Pasión y Muerte, dando testimonio público de Fe. Si el año pasado fuimos el referente de la Granada y la Andalucía Cofrade, que no le falte este año al Señor de la Oración,  ninguno de sus hijos, todos junto a El por las calles del Realejo.

El día 3 de Abril será otra fecha memorable, recordaremos nuestra primera Estación de Penitencia hace 75 años. Un acto Eucarístico que nos hará reflexionar, meditar  y acercarnos al mismísimo Cristo vivo, a Jesús Sacramentado, fuente de la Fe, que tenemos que tener siempre, todos los cofrades.

Y llegará el día grande de la Función Principal, el 7 de Abril Domingo de Pasión y todos juraremos los Dogmas y verdades de nuestra Santa Madre Iglesia, con la imposición de medallas, le daremos la bienvenida a los nuevos hermanos en una fiesta de Hermandad.

Ya se acerca el Lunes Santo pero antes, el Viernes de Dolores, recordaremos en una Eucaristía en el patio, delante del Palio, los más de trescientos años de culto continuo a los Dolores de nuestra Madre de la Amargura, así lo dice la Historia y así, lo confirmó el Santo Padre y asi, lo conmemoramos en nuestra hermandad.

Por fin entraremos en Jerusalem entre palmas, olivos y cánticos, y el Lunes Santo nos presentaremos, dando testimonio de Fe, ante la Granada Cofrade hasta el interior de la Santa Iglesia Catedral de Granada, con este acto nos comprometemos, toda la Hermandad, a cumplir por encima de todo, la Voluntad de nuestro Señor.

Que disfrutemos de estos días, que se nos ablande el corazón, la mirada y que con las manos abiertas construyamos entre todos una página histórica y evangélica en nuestra Hermandad.

Cordialmente

Vuestro Hermano Mayor.

Mariano Sanchez Pantoja.