Semana Santa en casa – Imágenes pasionistas de Granada que no procesionan en Semana Santa – Santo Crucifijo de Fray Hernando de Talavera

205

SANTO CRUCIFIJO DE FRAY HERNANDO DE TALAVERA

Real Monasterio de la Madre de Dios, Comendadoras de Santiago, Granada.

La última entrega de este ciclo nos lleva a una imagen coetánea de la conquista de Granada por los Reyes Católicos. Posiblemente realizada en talleres hispanoflamenco, en la segunda mitad del siglo XV. Por lo que es la escultura más antigua de Granada. Es tradición, perpetuada en una lápida en el interior de la puerta de la Justicia de la Alhambra, que presidió en ese lugar la primera misa que se celebró en Granada. Fue ofrenda de la Real Orden de Caballeros de Santiago, los primeros que entraron en la ciudad en 1492, a Fray Hernando de Talavera, que lo donó al Real Monasterio de la Madre de Dios de Monjas Comendadoras de Santiago de la Espada, primer monasterio femenino de fundación Real y Pontificia, que él llevo a cabo, donando para ello unas casas de su propiedad y profesando su hermana y una sobrina, ambas enterradas bajo la bóveda del Altar Mayor, y cumpliendo una promesa de la Reina Isabel la Católica.


Ya el cronista Bermúdez de Pedraza lo menciona como el Cristo que donó, a dicho Monasterio, el primer Arzobispo de Granada. Del Santo Arzobispo conserva este Real Monasterio otros históricos objetos.

El crucificado, de tamaño académico, tiene la corona de espinas tallada en la cabeza, con el abundante cabello, que se derrama por la espalda, asomando un mechón sobre el pecho, rostro con los ojos cerrados y marcados detalles faciales, boca entreabierta, los brazos rectos formando un ángulo muy abierto, las piernas casi paralelas se juntan en un solo clavo. El perizoma o sudario, es más corto que en los crucificados de principios o mediados del siglo XV, incorpora una leve decoración floral sobre pliegues gruesos y agudos. Durante algún tiempo presidió el cementerio de la Comunidad Comendadora. Restaurado recientemente y con una nueva cruz, la que tenía era moderna e inadecuada, es una obra de arte de gran calado histórico y devocional que recibe culto en la Iglesia del Real Monasterio de la Madre de Dios de Comendadoras de Santiago de Granada desde hace 520 años.

Un tesoro artístico de Granada.