Semana Santa en casa – Siete Angustias de María Santísima: 1° Angustia – La crucifixión de Jesús

218

Siete Angustias de María Santísima

Una vez realizado el Via Matris que recuerda los Siete Dolores de María Santísima y que fue difundido por la Orden de los Servitas continuamos un piadoso recorrido por las Siete Angustias de María Santísima junto a la Santa Cruz.

Tiene su origen en la Edad Media, en España era tradicional la consideración y meditación de las “Siete Angustias de Nuestra Señora”. Aún, y especialmente en amplias zonas de Castilla y del Norte de España (así como en determinadas localidades de Andalucía); podemos encontrar con denominaciones o numeración de las “Angustias” que no coinciden pues, con la numeración de los “Siete Dolores” clásicos. Un ejemplo notable de ello (por no señalar más), puede ser el de la titulación y representación iconográfica de la Hermandad sevillana de la “Quinta Angustia”.

Habida cuenta del patronazgo y arraigo que en la ciudad de Granada y su Archidiócesis, posee la Santísima Virgen de las Angustia siguiendo ésta secular devoción española de las “Siete Angustias”; y que en siglos pretéritos era seguido y rezado por los fieles de nuestra nación. El mejor ejemplo de ello es, el de Santa Teresa de Jesús, que en una de sus “Cuentas de Conciencia”, correspondiente al año 1575, nos dice: “… el mismo Señor, por visión intelectual, tan grande que casi parecía imaginaria, se me puso en los brazos a manera de cómo se pinta la “Quinta Angustia”…” (y escribiendo al margen:  “querría decir Sexta”).

I ANGUSTIA

LA CRUCIFIXIÓN DE JESÚS

“Mirarán al que traspasaron”

(Zac. 12,10)

Contemplamos tus Angustias, Santa María.

Para seguirte en el camino de la fe.

 

LECTURA EVANGÉLICA

“Cuando hubieron llegado al lugar llamado de la Calavera, le crucificaron a Él, y a los malhechores, uno a su derecha y el otro a su izquierda…”

(Lc. 23, 32)

 

SÚPLICA

Invocamos a Santa María Virgen Hija de Sión:

– Virgen Inmaculada, a Ti acudimos.

– Virgen Encanto de Dios, a Ti acudimos.

– Virgen Honor del Pueblo de Dios, a Ti acudimos.

– Virgen Madre de la Iglesia,  a Ti acudimos.

ORACIÓN: Dios Santo y Misericordioso, que has iluminado el corazón de la Virgen con una profecía de dolor y de alegría, haz que tu Iglesia conserve íntegra la Palabra que salva, para que, caminando a su luz, llegue al total conocimiento del misterio de la muerte y de la resurrección de Cristo. Él vive y reina por los siglos de los siglos. Amén.

 

Pues con fina devoción

Granada fiel os adora:

De las Angustias Señora,

dispensadnos protección.