Memorias de un 30 de mayo: Imposición de Corona de Flores

103

Una Coronación Canónica es un evento tan único como extraordinario, que invita a vivirlo de una manera especial, como hizo hecho la Hermandad del Huerto.


Esta corporación quiso marcar el año anterior a la Coronación, restando esos 365 días previos al 30 de mayo de 2015, sin presea de oro. Así, el viernes 30 de mayo de 2014, en un acto sencillo y emotivo, la venerada imagen fue trasladada desde el coro bajo de la iglesia del Real Monasterio, portada por los hermanos mayores de las corporaciones del Realejo –Santa Cena, Cañilla, Rosario, Nazareno, Penas, Favores y Alhambra– hasta el altar mayor de la iglesia, donde recibió la corona de flores.

Ante la superiora de las Comendadoras de Santiago, que de manera extraordinaria había abandonado la clausura, le fue impuesta  la corona de flores que llevaría desde ese momento hasta ser coronada en la S.I. Catedral.


Tras el acto de imposición de la corona de flores, el Coro de la Virgen del Carmen de Cádiz estrenó el Himno de Coronación de la Virgen de la Amargura, que compuso Luis Rivero, con acompañamiento de una camerata musical dirigida por Víctor Ferrer.
Esta corporación iniciaba así la cuenta atrás hasta llegar al 30 de mayo de 2015; comenzaba ese camino de un año hacia la Coronación Canónica de su Sacratísima Titular, la Virgen de la Amargura.

 

Texto: Extracto del artículo “La Coronación de María Santísima de la Amargura”. Revista Golgota de junio 2015 por Carolina Fernardez – Fotografías: La Locura Cofrade y Santiago Gómez