Pasión y Gloria en la obra del maestro escultor Domingo Cecilio Sánchez Mesa

Domingo Cecilio Sánchez Mesa

Durante la historia de la imaginería religiosa, y del Arte en general, siempre ha sido de justicia destacar a los mejores representantes de cada época por su saber hacer, su técnica, dedicación, innovación, o por causas diversas que hayan supuesto una renovación o un hacer distinto respecto a los estilos existentes, y que los hacen situarse en un lugar privilegiado así como gozar de un gran nombre y reputación de los amantes del Arte.

Pero ahora bien, donde hay cara encontramos también una cruz, y en este caso me refiero a los célebres artistas que, por diferentes motivos, no han alcanzado la reputación merecida y han quedado en el olvido total o parcial y relegados a una inmerecida segunda fila. De esta gran lista de autores devaluados me parece curioso el caso de uno de los más importantes imagineros contemporáneos: Domingo Sánchez Mesa.

Atendiendo a datos biográficos, destacaríamos el nacimiento de Sánchez Mesa en la localidad granadina de Churriana de la Vega, su aprendizaje en el taller de Eduardo Espinosa Cuadros, y su posterior traslado a Granada, a la edad de 30 años, donde su taller se asienta y toma prestigio y del cual empiezan a salir imágenes para toda Andalucía hasta su muerte en el año 1989.

Pero lo que sin duda nos interesa es su obra artística. Sánchez Mesa imprimía a sus imágenes el clasicismo de la escuela granadina dieciochesca, a la vez que hacía patente en las mismas muestras de un gran modernismo, como se puede observar, por ejemplo, en el tallado de la barba del Cristo de los Estudiantes de la localidad malagueña de Vélez-Málaga, el cual está hecho sin modelado aparente y con un rudo uso de la gubia pero con un previo estudio efectista con el que elimina así los retorcidos mechones tan típicos de centurias anteriores.

Otro apartado a destacar de Sánchez Mesa es su profundo estudio de la anatomía de las tallas que realizaba, principalmente en las de imágenes cristíferas, en las que la musculatura y el estudio de las posiciones se hacen patentes al observar sus obras. Valga como ejemplo de lo anterior la imponente imagen de Jesús del Gran Poder, también de Vélez Málaga, para muchos la obra cumbre del artista granadino, en la que nos presenta una imagen de un joven varón totalmente caído en el suelo por el peso del madero y que levanta la mirada implorante al cielo lo que hace al que lo contempla sentirse partícipe de la escena.

Virgen de la Amargura primitiva obra de Domingo Sanchez Mesa

Tanto en dicha imagen como en el Cristo del misterio de las Angustias de la misma localidad -gran desconocido dentro de la producción de este imaginero pero de gran fuerza, realismo y precisión en su ejecución- o en el Cristo de la Expiración de Granada, vemos la exhaustiva elaboración de las manos -que, en el caso del Nazareno, se muestran en tensión aferradas a la superficie rocosa que actúa como suelo- y de los pies, entrelazados en los cristos de las Angustias y la Expiración, y perfectamente anatomizados en todas estas esculturas procesionales.

Respecto a las imágenes marianas de Sánchez Mesa, poseen un característico estilo en el que la pena y la seriedad se unen en un estilo neobarroco que imprime en ellas una expresión que es la firma artística de su autor. Sánchez Mesa representó en su mayoría mujeres maduras, de rostro mayoritariamente redondeado y perfiles rectos y alargados, caracteres todos ellos claramente representantes de los cánones granadinos.

En resumidas cuentas, este imaginero contemporáneo, al que pienso que no se le tiene el suficiente reconocimiento, supo aunar la modernidad con la tradición de los cánones barrocos y supo conjugar en el mismo pretérito belleza, elegancia y un profundo estudio de fondo en sus obras. Por todo ello, Domingo Sánchez Mesa no merece una segunda fila.

En las II Jornadas de Cultura Cofrade organizadas por la hermanad se publico un catálogo donde se incluía una autobiografía del insigne escultor. Dicha autobiografía pueden consultarla pinchando en el siguiente enlace: Autobiografía Don Domingo Cecilio Sanchez Mesa.

A continuación hacemos una recopilación de toda la obra del maestro a lo largo de su dilatada vida, ordenada por fecha de ejecución:

Año Obra Localidad Imagen
1939 Santísimo Cristo de la Expiración VVA. del Arzobispo Ver
1939 Nuestro Padre Jesús Nazareno Nerja Ver
1939 Jesús del Monte VVA. del Arzobispo Ver
1939 Virgen de la Soledad La Higuera Ver
1940 Jesús Nazareno Arjonilla Ver
1942 Virgen de las Angustias Motril Ver
1943 Oración en el Huerto Granada Ver
1943 Virgen de la Amargura Granada Ver
1943 Nuestra Señora de los Dolores Archez Ver
1943 Santísimo Cristo de la Expiración Granada Ver
1943 María Santísima de la Encarnación VVA. del Arzobispo Ver
1943 Virgen de los Dolores y Soledad Villagordo Ver
1944 Virgen del Rosario VVA. del Arzobispo Ver
1944 Nuestra Señora de los Dolores Arjonilla Ver
1945 Nuestra Señora de los Dolores VVA. del Arzobispo Ver
1945 María Santísima de los Dolores Jaén
1946 Nuestro Padre Jesus de la Humildad Vélez Málaga Ver
1946 Nuestra Señora de la Fuensanta Coronada VVA. del Arzobispo Ver
1946 Virgen del Carmen Almeria
1947 San Juan Evangelista Almuñecar Ver
1947 Nuestro Padre Jesús Nazareno Almuñecar Ver
1948 Nuestro Padre Jesús de las Tres Caidas Loja
1949 Cristo Yacente Arjonilla Ver
1949 Jesús Nazareno Baza Ver
1949 Nuestro Padre Jesús del Gran Poder Motril
1950 Nuestro Padre Jesus Nazareno ¨El Pobre¨ Vélez Málaga
1950 Santísimo Cristo de la Vera Cruz Jaén
1952 Nuestra Señora de la Esperanza Vélez Málaga
1952 Nuestra Señora de las Angustias Vélez Málaga
1952 Santo Sepulcro Vélez Málaga
1954 Santísimo Cristo de la Buena Muerte Motril
1955 Virgen de la Esperanza Fuenteovejuna
1955 Ecce Matter Tua Cádiz
1956 María Santísima de la Estrella Jaén Ver
1965 Nuestro Padre Jesús Atado a la Columna Vélez Málaga
1966 Virgen de la Amargura Vélez Málaga Ver
1967 Nuestra Señora de la Soledad Huelma
1971 María Santísima de la Esperanza Huelma
1973 N.P.J. del Gran Poder en su Tercera Caida Vélez Málaga Ver
Santísimo Cristo del Silencio Pórtugos Ver
San Roque Pitres Ver
Virgen de Fátima Motril Ver
Jesús Nazareno Cabra Ver
Purísima Concepción Almuñecar Ver

 

Texto: SERRALVO GALÁN, Carlos: El Genio de Segunda Fila. – www.lahorancina.com

Agradecimiento a Jose Albores de Pasión